Asesoramiento especializado acerca de las soluciones ALPR más efectivas

PIPS Technology™ es líder en tecnología de Reconocimiento Automático de Placas de Vehículos (ALPR, por sus siglas en inglés) con una línea completa de productos y servicios ALPR. ALPR puede ser una herramienta efectiva en distintas aplicaciones, proporcionando información precisa y oportuna que permite a los usuarios tomar decisiones rápidas y bien informadas en sus áreas respectivas. En la actualidad, los Sistemas de PIPS Technology™ están proporcionando resultados positivos en numerosas aplicaciones en un gran número de industrias.

Los productos de PIPS están diseñados y fabricados con los más altos estándares. Las tasas de captura que ofrece nuestra variedad de cámaras son las más altas disponibles y operan 24 horas al día, en cualquier condición climática. Con más de 50,000 cámaras ALPR instaladas a nivel mundial, PIPS puede brindar asesoramiento experto acerca de las soluciones ALPR más efectivas.

Cumplimiento de la Ley

En un solo turno, un oficial puede verificar manualmente 50 a 100 placas de vehículos. Durante el mismo turno, un sistema ALPR puede verificar 5,000 placas o más. No es de sorprender que los oficiales de policía sean los más entusiasmados en adoptar la tecnología ALPR. La tecnología ALPR es un multiplicador de fuerza para el cumplimiento de la ley que ha sido utilizada para varios fines por agencias de todo el mundo.

Uno de nuestros clientes del orden público instaló cuatro sistemas ALPR y en seis meses identificó 929 placas de vehículos perdidas o robadas, recuperó 275 vehículos robados, e hizo 50 arrestos. Sin ALPR, un vehículo robado debe ser encontrado por casualidad, o el ladrón debe hacer algo que despierte la sospecha del oficial. Con ALPR, el vehículo robado sólo tiene que pasar por donde se encuentre un coche patrulla o por una intersección que tenga instalada una cámara ALPR; si el número de la matrícula se encuentra en la base de datos, el sistema le notificará al oficial o al operador del sistema. Además, el sistema informará al oficial si el conductor está armado o es peligroso para que el oficial pueda elegir perseguirlo discretamente, en lugar de ordenar al sospechoso que se detenga inmediatamente.

“Lo que las cámaras ALPR le ofrecen es el potencial de encontrar la aguja en el pajar que está buscando para seguirla de cerca. Una de las áreas donde observamos una mejora notable es nuestra tasa de casos resueltos. Pasamos de una tasa de casos resueltos de 12% a 14% a una tasa del 40%. Esto se debió en gran parte al uso de la tecnología que elegimos para aumentar nuestra habilidad para buscar pistas. De 2013 a 2014, tuvimos una disminución de 24% en la delincuencia a nivel general. Tuvimos una reducción casi del 40% en el número de robos, que es lo que realmente pretendemos. Por nuestras conversaciones con los delincuentes, sabemos que se ha corrido la voz de que tenemos cámaras ALPR.

Y los delincuentes van a evitar nuestra ciudad porque saben que los capturaremos”.

– Rikki Goede, Jefe de Policía, Departamento de Policía de Piedmont.

Cumplimiento – Multas de Estacionamiento

Un estudio realizado para la Ciudad de Seattle mostró que las tasas de recaudación por multas de estacionamiento varían entre municipios de 71% a 87%, con una mediana del 80%– que representa un millón de dólares o más de ingresos no recaudados en cada ciudad. La búsqueda de infractores de multas no es el uso más productivo del tiempo de un oficial, de modo que la ubicación de infractores en serie se ha dejado al azar: el oficial tendría que encontrar el vehículo como parte de una verificación de placas de rutina u otro control de tránsito.

Con un sistema ALPR el vehículo policial sólo tiene que pasar por donde está el infractor – ya sea en el tráfico o si se encuentra estacionado – y ALPR alertará al oficial. Un recorrido rápido por un estacionamiento grande generalmente localizará varios infractores seriales, cuyos autos pueden ser remolcados o inmovilizados hasta que se paguen las multas. Esto resultará finalmente en menos infractores que escapen sin pagar sus multas.

Seguridad

ALPR proporciona soluciones de seguridad adicionales para escuelas, empresas privadas (bancos, centros comerciales), instalaciones críticas (centrales eléctricas), parques y hospitales. La administración encargada de la seguridad en estos sitios puede equipar a sus patrullas con cámaras ALPR que automáticamente recaban datos de placas de vehículos mientras los guardias de seguridad patrullan la zona. Además de las cámaras ALPR móviles, se pueden colocar cámaras fijas estratégicamente en varios sitios en el perímetro del lugar para intensificar la seguridad.

Al usar las soluciones ALPR de PIPS, los guardias de seguridad pueden crear y actualizar sus propias listas de vigilancia. Los guardias de seguridad serán notificados si la cámara capta un “delito,” es decir que, una placa de vehículo que acaba de ser vista por la cámara ALPR coincida con una de sus listas de vehículos de acceso frecuente (hotlists). En ese momento, los guardias podrán responder a la situación según se requiera.

Al trabajar con las fuerzas del orden a nivel local que también usan sistemas ALPR, la administración a cargo de la seguridad puede configurar su sistema para que envíe toda la información recabada por sus cámaras directamente a los servidores del orden público al final de cada turno. Esto ayuda a garantizar que se mantenga la privacidad de los datos. Con los funcionarios del orden público y los guardias de seguridad trabajando juntos, los recursos son distribuidos de manera eficiente y efectiva.

Control de Acceso

Al usar las placas vehiculares para permitir o negar el acceso y controlar el flujo de entrada y salida de vehículos en las instalaciones monitoreadas, ALPR no sólo brinda seguridad adicional al sitio, sino que facilita y hace más eficiente el ingreso de visitantes. Los sistemas de cámaras ALPR integrados con un Sistema de Control de Acceso, proporcionan la solución más efectiva de control de acceso de vehículos. Al utilizar la placa del vehículo como la credencial, el sistema no requiere equipo adicional como códigos de barra y chips de identificación de radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés). El sistema no requiere interacción del conductor, eliminando virtualmente el tiempo de espera.

PIPS diseñó una solución para el equipo de seguridad corporativa de una de las empresas de tarjetas de crédito más grandes del mundo. Remplazando un teclado complicado, y adoptado para crear mayor eficiencia, PIPS trabajó con el equipo de ingeniería y desarrollo de la compañía para asegurar que las cámaras ALPR se comunicaran efectivamente con el sistema de administración de seguridad actual. La empresa de tarjetas de crédito puede cargar al servidor una lista de nombres y placas de vehículos correspondientes autorizadas, de manera que cuando el vehículo de un empleado conocido llega a uno de los nueve puntos de entrada, la cámara envía una señal a la puerta de seguridad para que se abra automáticamente. Esto también otorga a la compañía la posibilidad de registrar todas las placas vehiculares de un sitio específico (individualmente) registrando así a cada persona que entra y sale de las instalaciones.

Sistema de Estacionamiento Basado en ALPR

Integrar ALPR a un sistema de ingreso a estacionamientos brinda una solución sin boletos/recibos que asocia la entrada y salida de los vehículos con sus tarifas de estacionamiento correspondientes.

Cuando un vehículo ingresa a un estacionamiento, la cámara ALPR captura su placa vehicular y la almacena en la base de datos del sistema de Ingreso a estacionamientos hasta que el vehículo se retira. Cuando el conductor paga la tarifa de estacionamiento en la estación de pago, se le solicita ingresar (teclear) la placa vehicular. Cuando el conductor se dirige a la salida, la puerta se abre automáticamente porque la cámara ALPR reconoce la placa vehicular y el sistema verificó que se realizó el pago correcto.

El Sistema de Estacionamiento Basado en ALPR reduce la interacción entre personas, elimina la necesidad de boletos impresos, agiliza el flujo de tránsito y mejora la experiencia del usuario.

Control del Congestionamiento

Varias ciudades de Europa – incluyendo Londres y Estocolmo – manejan el congestionamiento de tráfico cobrando por el acceso del vehículo al distrito comercial central en horas pico. Los propietarios pagan el acceso anticipadamente (prepago), y los sistemas ALPR fijos montados aseguran que las personas que no pagaron sean identificadas y multadas por correo. Los resultados han sido impresionantes: seis meses después de la instalación, Londres reportó una caída del 30% en el congestionamiento de tráfico, el uso de pasajeros del autobús aumentó y los tiempos de espera excesivos para transportes públicos disminuyeron. Adicionalmente, el cargo representa entradas adicionales de dinero: 137 millones de libras esterlines – casi $274 millones de dólares – en ingresos netos para Londres en 2007.

Se han instalado cámaras ALPR totalmente integradas de PIPS para distintos proyectos en todo el mundo, ayudando al cumplimiento del Esquema de Transporte de Cargos por Congestión en Londres, Zona de Extensión Occidental y Zona de Baja Emisión. Otras instalaciones de gran repercusión incluyen la provisión de seguridad para la ciudad de Warsaw y el despliegue de un ‘anillo de acero’ alrededor de varias ciudades y condados del Reino Unido.

Sistemas de Transporte Inteligentes (ITS) y Cobro Electrónico de Peajes

El Cobro Electrónico de Peajes (ETC, por sus siglas en inglés) es una tecnología que permite el pago electrónico de peaje. ALPR es crítico para el cobro de peaje. Aunque la mayoría de los vehículos que viajan en carreteras de peaje cuentan con un transmisor-receptor (transpondedor), otros no lo tienen. Si una oficina de peaje no puede identificar a los vehículos que entran a sus caminos de peaje, perderán ingresos que podrían ser reinvertidos en proyectos de transportación.

La cámara fija de PIPS ha sido optimizada de manera única para hacer frente a este reto a través de nuestro motor OCR, líder de la industria. El motor OCR a bordo en nuestras cámaras analiza activamente las imágenes recién recibidas, y usa esos resultados para ajustar de manera inteligente y dinámica las configuraciones de la cámara para obtener una mayor calidad de la imagen. Este OCR de alto rendimiento permite a los operadores y agencias de peaje generar automáticamente datos de placas vehiculares para propósitos de facturación, reduciendo la necesidad de una revisión humana laboriosa y costosa.

El OCR a bordo agrega además mayor redundancia en el diseño del sistema porque cualquier falla del hardware o software OCR sólo afectará esa cámara particular, no un grupo de cámaras. Esto permite a las dependencias de peaje reducir al mínimo las fugas de ingresos y fortalecer sus resultados. La información de gran calidad del OCR resulta también en menos quejas de los clientes, reduciendo los costos del call center.

Cumplimiento del Límite de Velocidad

En 2013 más de 3,000 personas fallecieron o fueron heridas de gravedad en accidentes de tráfico, donde la velocidad fue un factor contribuyente. Manejar excediendo el límite de velocidad legal reduce drásticamente la oportunidad del conductor de frenar si sucede algo inesperado.

El Sistema de la Cámara de Velocidad Promedio de PIPS Technology (conocido anteriormente como SpeedSpike) está diseñado para reducir la velocidad en las carreteras protegiendo así a los usuarios de la ruta. El Sistema de la Cámara de Velocidad Promedio es adecuado para el cumplimiento de la velocidad promedio en autopistas, en centros urbanos y ciudades y el cumplimiento de la velocidad a corta distancia a nivel local fuera de escuelas y áreas residenciales.

Una evaluación de cuatro años sobre la efectividad de la cámara de velocidad promedio, encargado por el Departamento de Transporte del Reino Unido, reportó una reducción del 70% en el exceso de velocidad en sitios fijos, una caída del 6% en las velocidades promedio y una reducción del 42% en las personas asesinadas o heridas de gravedad.

PIPS Technology también instaló 4,000 cámaras ALPR para un sistema de tiempo de viaje, cubriendo más de 1,000 carriles de autopistas y redes viales de Inglaterra para el Centro de Control de Tráfico de la Agencia de Carreteras y ha monitoreado continuamente el estado de las vialidades principales del país enviando la información al Centro Nacional de Control de Tráfico (NTCC, por sus siglas en inglés).